DECLARACIÓN DE VALENCIA

Uno de los objetivos del VI Congreso Estatal de Educación Social ha sido analizar la situación actual de nuestra acción social y profesional, con la mirada puesta hacia el futuro. Un porvenir que puede parecer incierto, lleno de discursos fatalistas, que se presentan como los únicos posibles y que no ofrecen alternativas viables de organización de los sistemas sociales de solidaridad, ahogando así el deseo de bienestar y de desarrollo personal. Pero el futuro requiere de nuestro saber, de nuestro hacer profesional y de nuestro compromiso con la sociedad y con las generaciones venideras.

En esta situación de profunda crisis económica, empobrecedora y amenazante, especialmente con las personas con más dificultades socioeconómicas, educativas y culturales, las organizaciones profesionales de educadoras y educadores sociales, convencidas de que otra realidad es factible, de que otras políticas son posibles y deseables, aportamos y reivindicamos una clara opción por la acción constructiva de una sociedad centrada en los derechos básicos de las personas.

Denunciamos las políticas sociales que se están llevando a cabo en la actualidad, generadoras de cada vez más desigualdades, pobreza y sufrimiento.


DECLARAMOS NUESTRO/A:

Todo ello desde el convencimiento que nuestra profesión y, en general, las profesiones sociales tienen en la actualidad y tendrán en el futuro inmediato, uno de los papeles fundamentales de la nueva época en la que ha entrado la sociedad actual.

Valencia, 5 de Mayo de 2012